Prestigio vs Mercado
¿Quieres reaccionar a este mensaje? Regístrate en el foro con unos pocos clics o inicia sesión para continuar.

Las Guerras Médicas (o los médicos entre el prestigio y el mercado)

Ir abajo

Las Guerras Médicas (o los médicos entre el prestigio y el mercado) Empty Las Guerras Médicas (o los médicos entre el prestigio y el mercado)

Mensaje  Genaro Chic Lun Nov 21, 2022 11:32 am

Un artículo de Lidia Ramírez nos aclara la situación actual del Sistema Sanitario español

España tiene más médicos por habitante que la media de los países desarrollados

Con 55 Facultades, es el segundo país con más Facultades de Medicina. Esto ha hecho que cada año unas 7.000 personas se gradúen en esta carrera

En España no hay médicos». Es una de las cantinelas más repetidas en los últimos meses. Sin embargo, tal afirmación, en cuanto se ponen los datos sobre la mesa, cae por su propio peso. Porque España cuenta con más médicos que nunca y con más facultativos que la mayoría de los países del mundo. En concreto, hay 4,33 médicos por cada 1.000 habitantes, por encima de la media de los países desarrollados agrupados en la OCDE (3,6), adelantando a estados como Italia (4,15), Australia (3,94), Islandia (3,93), Francia (3,37), Finlandia (3,33), Holanda (3,31), Canadá (2,Cool o Japón (2,5). Lideran el ranking Grecia, Portugal, Noruega y Alemania, según el Global Health Security Index.

Además, es el segundo país del mundo con más facultades de Medicina por millón de habitantes. Solo nos adelanta Corea del Sur. Y es que, en los últimos años, los lugares donde se imparte esta carrera en nuestro país han aumentado exponencialmente. En solo 15 años hemos pasado de 28 a 55 facultades. Esto ha hecho que cada año unas 7.000 personas se gradúen en Medicina, según datos de la OMC. Y, además, a raíz de este fenómeno, en 2022 se ha batido un máximo histórico de matriculados: 8.777 alumnos.

Entonces, expuesta la situación, ¿qué está pasando realmente en España cuando es, en estos momentos, un productor masivo de médicos?

«En España no faltan médicos. Con más facultativos que nunca, lo que faltan son especialistas», señala a THE OBJECTIVE Vicente Matas, coordinador del Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada, que agrega: «De las facultades de Medicina salen 7.000 médicos anuales, pero a esos médicos hay que especializarlos porque en España no se puede trabajar en la sanidad pública sin especialización». Y ahí está el embudo. Porque esos 7.000 médicos que se gradúan anualmente, tienen que ser residentes MIR. Sin embargo, muchos no tienen esa opción porque las plazas MIR son limitadas.

En 2022 se ofrecieron 8.188 plazas MIR. No obstante, se presentaron 13.059 aspirantes. Esto quiere decir que casi 5.000 médicos terminaron la facultad sin opción a especialidad. Por lo que España está produciendo médicos a mansalva y muchos de ellos ni siquiera tienen opciones de trabajo en la Sanidad Pública, cuando en los próximos cinco años los sindicatos estiman que se van a jubilar 50.000 profesionales. Según datos de la Organización Médica Colegial (OMC),  existen unos 270.000 médicos colegiados, de los que solo 136.000 trabajan en el sistema público.

«En las tres últimas convocatorias han empezado a incrementar las plazas MIR, pero estos médicos no terminarán hasta dentro de cuatro o cinco años. Y los que han empezado este año la carrera, para cuando terminen la especialidad, estaremos en el año 2034 o 2035, por lo que ya vamos tarde[», explica el experto, que lamenta que no haya «nadie al timón que haga una planificación a medio-largo plazo, como requiere esta profesión tan compleja y que necesita tantos años de formación».


España, fábrica de médicos para Europa

A pesar de que en los últimos años se ha aumentado el número de plazas MIR, 2018 (6513), 2019 (6797), 2020 (7512), 2021 (7.989) y 2022 (8.188), no todas las plazas se terminan cubriendo. En 2022, por ejemplo, 97 se quedaron desiertas. Nadie las quería. Una cifra que llama la atención si la comparamos con los 44 que la rechazaron en 2017 o los 54 de 2018. En el año de la pandemia fueron 113. Esto es, en cuatro convocatorias los rechazos se han multiplicado por casi cinco.

Y, ¿por qué está ocurriendo esto? Según explica el Dr. Julio Armas Castro, España es de los países europeos que peor paga a sus MIRes. Un residente de primer año gana 1.245 euros brutos al mes, en Portugal ganan 1.600 euros al mes, 2.600 en Bélgica y casi 5.000 en Alemania.

Por otro lado, en los últimos años la situación laboral se ha precarizado y los sueldos de los médicos –al igual que en el resto de profesiones– han perdido poder adquisitivo, de forma que la diferencia entre el sueldo médico alemán y el español es de 109.000 euros. Bélgica, Dinamarca e Italia cuadruplican el sueldo medio del médico de hospital en España. Y a esto hay que sumar que seis de cada diez facultativos sufren el síndrome del trabajador quemado (burnout) .

Las consecuencias: España se ha convertido en un exportador masivo de médicos a Alemania o Reino Unido y unos 11.000 médicos españoles se han ido al extranjero en tan solo cinco años. Y esto le viene muy bien a determinados países que se rifan a los facultativos españoles: profesionales bien formados, jóvenes y comprometidos con los valores del profesionalismo. Recientemente, se hacía viral una oferta en Irlanda como médico de urgencias, para la que pedían cuatro años de experiencia, 39 horas de lunes a viernes y un salario que podía llegar a los 200.000 euros.

Ante esta situación, Vicente Matas espera que Comunidades Autónomas y Ministerio de Sanidad «se pongan a hacer números» y «planifiquen» las necesidades de futuro. Si esto no pasa, la única explicación «lógica», concluye el experto irónicamente, es que el Ministerio «lo que pretende es formar a muchos médicos para poner una oficina de exportación de facultativos españoles a otros países que los tratan mejor».

Lidia Ramírez

https://theobjective.com/sociedad/2022-11-19/no-faltan-medicos/

Genaro Chic

Mensajes : 696
Fecha de inscripción : 02/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Las Guerras Médicas (o los médicos entre el prestigio y el mercado) Empty Re: Las Guerras Médicas (o los médicos entre el prestigio y el mercado)

Mensaje  Genaro Chic Sáb Nov 26, 2022 3:21 pm

Extracto ahora un artículo de Oscar Gelis Pons. Copenhague

MÉDICOS ESPAÑOLES, DINAMARCA OS BUSCA: "SI NO LOS CONTRATAMOS NOSOTROS, OTROS LO HARÁN"

El país nórdico se debate en cómo atraer a más trabajadores sanitarios, entre ellos los españoles cansados por la precariedad

No es un problema nuevo en Dinamarca. Pero en el último año, la falta de trabajadores en la sanidad pública está poniendo en jaque la calidad del estado del bienestar danés, uno de los más reputados en el mundo. Los expertos lo han calificado como una auténtica hemorragia de personal que afecta a todas las áreas. Y para intentar tapar los huecos, Dinamarca se está incluso abriendo a pescar nuevas hornadas de médicos extranjeros, comunitarios y extracomunitarios, pese a que el país escandinavo cuenta con una de las políticas migratorias —aceptadas tanto por la derecha como los socialdemócratas— más restrictivas de la Unión Europea.

Desde el pasado verano, los tres principales hospitales en la región de Copenhague se han visto obligados a cerrar el 10% de camas debido a la falta de trabajadores. Las autoridades sanitarias calculan que faltan por ocupar alrededor de 5.000 puestos de trabajo de personal de enfermería, ya que en los últimos seis meses el 46% de las plazas de trabajo ofertadas han quedado vacantes. Entre las especialidades médicas, lo que más faltan son radiólogos, psiquiátricos y neurólogos, provocando que las listas de espera para una visita con un especialista se puedan alargar más de un año.

En las zonas más rurales del país, algunas familias también se han quedado sin médicos de atención primaria, ya que se calcula que el 30% de los daneses (1,8 millones de personas) vive en una región de baja cobertura de médicos de cabecera. En las urgencias hospitalarias también se nota la falta de manos.  La Autoridad Sanitaria confirma que necesitan inmediatamente entre 600 y 700 médicos de urgencias, pero que, en espera de las conclusiones de un estudio más exhaustivo, probablemente faltaran más.

Para el cuidado de la gente mayor, la escasez de auxiliares de enfermería y cuidadores también es alarmante, y según el Ministerio de Empleo, en los últimos seis meses han quedado 15.000 puestos de trabajo por cubrir. Un buen ejemplo de ello es el municipio de la isla de Lolland, al sur de Dinamarca, donde se necesitan urgentemente 90 trabajadores de atención domiciliaria que esperan poder cubrir con la llegada de trabajadores desde España, Italia y Hungría.

La situación se arrastra desde hace décadas, pero según los expertos, la presión que sufrió el personal sanitario durante la crisis del covid solo ha hecho que poner el sistema aún más en tensión.

las condiciones laborales en los hospitales y la falta de trabajadores ha protagonizado el debate en las pasadas elecciones generales del 1 de noviembre, cuando el partido socialdemócrata en el gobierno había prometido reclutar a 8.000 trabajadores de enfermería y solo consiguió a 500.

"Hay una fuga de personal sanitario hacia el sector privado, donde se ofrece un salario que no puede competir con el público" explica Niels-Westergård Nielsen, profesor de la Copenhagen Business School. Según Westergård, trabajar en el sector público sanitario no es que se haya convertido en una opción poco atractiva para los jóvenes daneses (de media un enfermero cobra 39.300 coronas al mes, unos 5.240 euros brutos), "la formación es buena y ofrece estabilidad, sin embargo, muchos prefieren otras opciones" dice el profesor, que añade: "La falta de empleados es generalizada en todo el sector público, también faltan profesores, maestros y pedagogos".

"No es un problema únicamente de Dinamarca, Alemania y Reino Unido también sufren de la escasez de personal sanitario, pero atraen a más trabajadores" señala Niels-Westergård Nielsen. "El idioma tan difícil y la cultura diferentes pueden ser una explicación para eso, pero también que siempre habrá un país que pague más y los trabajadores se vayan allí, como en Noruega" continua Westergård.

Para Albert Arch, (46 años) médico especialista en urología y jefe de servicio en el Hospital de Gentofte, al norte de la capital danesa, no fue un problema empezar a trabajar en el país. Hace cinco años que llegó a Dinamarca tras trabajar antes en Suecia: "Me fui frustrado durante los años de crisis y de recortes de la sanidad en Cataluña". En el hospital donde trabaja se habla de la falta de personal y la situación preocupa, pero asegura que "el nivel de saturación en España no es comparable".

"En Barcelona hacía 6 o 7 tareas diarias, me llamaban de urgencias, me requerían en planta y atendía a un médico de cabecera, hasta me llamaban del quirófano por si podía entrar a ayudar", recuerda. "Aquí puedo centrarme en una sola tarea y como especialista tengo 30 minutos con un paciente, allí solo tenía 5" explica. Alba Colell (32 años), llegó a la ciudad de Næstved en 2019, donde trabaja en la atención primaria y en las urgencias hospitalarias y en domicilios. "Cuando llegué me ofrecieron un profesor privado de danés y me pagaban un sueldo por aprender el idioma" explica.

https://www.elconfidencial.com/mundo/2022-11-26/dinamarca-plena-hemorragia-falta-medicos-enfermeros_3527311/


Genaro Chic

Mensajes : 696
Fecha de inscripción : 02/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Las Guerras Médicas (o los médicos entre el prestigio y el mercado) Empty Re: Las Guerras Médicas (o los médicos entre el prestigio y el mercado)

Mensaje  Genaro Chic Sáb Dic 03, 2022 12:53 pm

IGNACIO GUERRERO, EL SPIRIMAN DE LOS MÉDICOS PRIVADOS: "SÍ, QUEREMOS GANAR 5.000€ AL MES"

Este oftalmólogo sevillano lidera la batalla legal que los médicos autónomos que trabajan en la privada preparan contra las aseguradoras. La falta de profesionales actual, asegura, decantará la balanza

Aunque aparentemente tienen muy poco que ver, hay un hilo que une al oftalmólogo sevillano Ignacio Guerrero con Jesús Candel, el médico de familia más conocido como Spiriman que logró sacar a la calle a 50.000 personas en protesta por la fusión de dos hospitales en Granada. Spiriman, fallecido hace unos meses por cáncer de pulmón a los 46 años de edad, se atrevió a enfrentarse a un enemigo gigantesco como el Servicio Andaluz de Salud y, en última instancia, la entonces presidenta Susana Díaz. Los contrincantes que se ha buscado Guerrero no son menos intimidantes: el poderoso grupo de empresas aseguradoras que manejan la sanidad privada en España.

Guerrero reconoce que los profesionales como él, médicos autónomos que prestan sus servicios a hospitales y clínicas privadas, aún pueden ganar mucho dinero, pero hace años que han perdido el control de sus pacientes en favor de Adeslas, Sanitas, Asisa, Mapfre, DKV, Caser, AXA o Vivaz. "Nosotros no sabemos cuánto están pagando ellos por su seguro, los tratamos a todos igual, y ellos no saben que nosotros estamos cobrando 16 euros por la visita; si no aceptamos esas condiciones, nos sacan del cuadro y adiós".

En un sector como el médico, donde las huelgas suelen estar muy limitadas, la posibilidad de negociar mejoras es infrecuente. Sin embargo, Guerrero parece determinado a hacer honor a su apellido. En enero, asegura, sus representados pondrán el pie en pared y mandarán a abogados especialistas en derecho de consumo a querellarse contra las aseguradoras. No pararán hasta aumentar unos honorarios que, según denuncian, están congelados desde los años 90.

Guerrero se desempeña de forma itinerante entre cuatro centros de Sevilla y alrededores. Del Hospital Sagrado Corazón a una clínica en Dos Hermanas, de Mairena del Aljarafe a la consulta de un compañero que le contrata por las tardes. Así va sumando pacientes hasta que las cuentas le cuadran.

Ahora mismo, para rentabilizar una hora de trabajo y hacer en torno a 100 euros brutos —le hablo de oftalmología eh, si hablamos de especialidades más difíciles y más lentas, pues no se puede— tenemos que ver mínimo siete pacientes por hora. Un dermatólogo o un otorrino puede ver seis o siete por hora, o nosotros corriendo mucho y si son pacientes conocidos, pero cuando llega un neurólogo, un reumatólogo, un endocrino, un médico de medicina interna... por mucho que quieran te echan 20 minutos y a 16 euros por 20 minutos, el tío termina la tarde, le han citado a ocho o diez enfermos, y por estar ahí cinco horas se lleva 140 euros. Insisto, que si tu a un chapu... a un profesional, un fontanero o un albañil, le dices "jefe, me echa usted un trabajito de cinco horas por la tarde". El tío te mira y te dice "¿cinco horas? esto con los materiales y todo son 350 euros, ¿eh?" Claro, porque un artista de estos te mete 80 euros la hora.

Es la fábula de la rana con el caldero. Primero el caldero con el agua templadita, "métanse aquí que van a estar muy bien" a la situación actual, donde te dicen "Ignacio te voy a decir una cosa, esto son lentejas, si no las quieres pues te vas del cuadro, y como tú eres tan bueno pues vives con tus pacientes privados". ¡Pero cómo que mis privados, si me los habéis quitado! Yo nunca he distinguido entre paciente privado y de compañía, los veía a todos igual de bien, pero con las ofertas que hacían las aseguradoras ya no tengo paciente privado.

Había que tragar, ahí fue cuando me presenté a las elecciones del colegio de médicos, salí de vocal del Colegio de Sevilla y el encargo que me hicieron fue montar una patronal médica, igual que los futbolistas tienen la AFE, los artistas tienen la SGAE y los pilotos tienen el SEPLA. Y en 2019 salimos.

Si los médicos ganan tan poco pasará como en Inglaterra, que los buenos se fueron a Estados Unidos. El día que la sociedad valore que quien tiene que vivir muy bien es quien cuida de ti... que tampoco es que seamos millonarios, pero mire, usted, 35 o 40 euros por consulta es un precio muy razonable. Es lo que les estamos diciendo a las compañías: recuperemos el IPC que ustedes no me suben desde el año noventa.

En total, entre compromisarios y representados somos unos 5.000, que representa en torno al 15% del médico realmente de privada. Porque en la privada hay muchos médicos, pero autónomos puros que solo vivimos de la privada debemos estar entre 12.000 y 15.000 en toda España.

Los contratos entre los médicos y las compañías son anuales, renovables de forma tácita si ninguna de las partes lo denuncia. Nuestros abogados por toda España van a denunciar los contratos como dice el Derecho Civil: cuando una cláusula es abusiva y es impuesta por una de las dos partes, que claramente es mucho más fuerte que la otra, la parte perjudicada puede denunciar la cláusula. Yo no estoy obligado a trabajar con el baremo que me impone la compañía, sino que lo acepto. Pues este año no lo acepto.

La compañía puede decir que entonces yo no puedo ver a sus pacientes, pero no, perdone usted, pero los pacientes son míos. Lo que pedimos al juez, en definitiva, es que declare nula esa cláusula por la cual mi retribución es fijada por un baremo fijado a la baja de forma unilateral. En Francia es la tesorería del Ministerio la que fija los baremos de la sanidad, pero ¿que lo haga una compañía, usted quién es?

Cualquier médico ahora que trabaje en uno de estos centros y diga "yo al que no me pague 40 euros no lo veo" lo coge el gerente y al día siguiente ya no tiene la consulta abierta. Ese doctor está ahí en prestación de servicio y basta con un preaviso de un par de meses para que deje de estar. Hasta ahora había médicos para cubrir todas las bajas. ¿Qué es lo que ha pasado ahora? Que ha saltado la alarma y yo lo he querido aprovechar. Yo lo avisé en el 2018: señores, tenemos una ventana de oportunidad entre el 2023 y el 2030. Ahí va a haber cinco, seis, siete años que va a haber hostias por los médicos. Se van a pelear los hospitales privados, la pública, los alemanes, los franceses, los ingleses, todos van a querer llevarse al médico español. Porque ahora va a haber unos años donde se jubila muchísima gente, y los jóvenes que acaban son pocos. Entonces, ahora sí puede haber una oportunidad. Y cuando haya competencia por el talento, verá usted como los políticos les suben el sueldo a los médicos en la pública.

¿Usted sabe cuál es el salario base de un médico que fija el Ministerio? Mil trescientos y pico euros al mes. [¿brutos o netos?]. Al final ese médico gana en un hospital público 4.500 euros, pero eso porque hace cinco guardias a veintitantos euros la hora que son otros dos mil y pico euros, pero unas guardias que no le cotizan luego para jubilarse. Ganan bien pero no hacen 160 horas al mes, hacen esas 160 más otras 92 de asistencia continuada, están al límite de lo que establece la legislación. Siempre han pagado mal, entonces, ¿qué va a hacer la gente? Pues irse a la privada por la tarde a ganar otros 2.000 o 3.000 euros al mes para sumarlos a los 2.000 que ganas por la mañana. Esa es la autoexplotación del médico. El médico español es un tipo que trabaja de ocho de la mañana a ocho de la tarde, y a la hora de comer mirando historias clínicas en el móvil, contestando mensajes a las enfermeras o llamando a planta.

Extracto de https://www.alimente.elconfidencial.com/bienestar/2022-12-03/medico-sanidad-privada-spiriman_3532677/


Genaro Chic

Mensajes : 696
Fecha de inscripción : 02/02/2010

Volver arriba Ir abajo

Las Guerras Médicas (o los médicos entre el prestigio y el mercado) Empty Re: Las Guerras Médicas (o los médicos entre el prestigio y el mercado)

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.