No nos representan

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

No nos representan

Mensaje  Genaro Chic el Mar Oct 18, 2011 7:00 pm

¿Un futuro de hámsters?

Carlos Colón | Diario de Sevilla 18.10.2011

Escribía ayer que respeto profundamente la desesperación, el cansancio, el miedo, el cabreo y el hartazgo de la mayoría de quienes se manifestaron el sábado; y que las compartía. Me angustia tanto como a ellos la quiebra del Estado de bienestar y me preocupa tanto como a ellos el futuro de nuestros hijos; y no únicamente en lo que se refiere a las condiciones materiales de vida, que siempre es lo primero y más urgente que se ha de solucionar, sino también a las educativas, culturales, éticas o medioambientales. He escrito aquí muchas veces que el programa de trabajar como burros para consumir como bestias conduce necesariamente al embrutecimiento, el nihilismo y la desesperación. Ni sus hijos ni los míos son hámsters que hayan de vivir corriendo para no ir a ningún sitio, presos de la rueda de producción y consumo, con un ordenador en su jaula para que se entretengan, tan condenados a la botellona (o a cosas peores) que libremente creen elegir como lo estaban los obreros del XIX al alcoholismo.

Dicho lo cual he de añadir que ese respeto no se extiende a los antisistema que se escudan e infiltran muchas veces en estas protestas o hasta las mueven. Los sucesos de Roma -extremadamente graves y contra los que reaccionaron los propios manifestantes pacíficos- no se reprodujeron, afortunadamente, en otras ciudades. Pero tampoco son una excepción o una anécdota. La violencia extrema, con o sin pretexto supuestamente ideológico, forma parte del paisaje occidental. Un triunfo futbolístico, la protesta de los indignados, una reunión de jefes de Estado, la concentración de turistas de la borrachera o la disolución de una botellona pueden dar lugar a episodios de violencia extrema o de guerrilla urbana. Urge expulsar a los violentos y totalitarios bloques negros de las manifestaciones de cualquier signo.

Subyace bajo el movimiento de los indignados -afortunadamente de forma minoritaria- una ideología extrema y antidemocrática, que niega la representatividad a los políticos electos y a los parlamentos. "¡No nos representáis!", se ha gritado muchas veces en las manifestaciones.

"Los parlamentos deben ser sustituidos por asambleas", oí decir a un indignado en un programa de difusión nacional. Cuidado. La democracia es perfectible, pero no sustituible; su alternativa es la dictadura (que tantas veces invoca la democracia popular o real). La socialdemocracia, equilibrando eficacia y equidad, representa la mayor garantía de universalización de los derechos y del bienestar; pero descansa, necesariamente, sobre la prosperidad material. Conviene no olvidar esta secuencia.

http://www.diariodesevilla.es/article/opinion/1091795/futuro/hamsters.html

NOTA MÍA: Estoy de acuerdo con el autor en todo salvo en considerar que los políticos actuales nos representan. Para que nos representaran habrían de ser elegidos por nosotros y no por los partidos políticos de marca. A nosotros sólo se nos permite votar lo que ellos han elegido.
[/color]


Última edición por Genaro Chic el Dom Dic 16, 2012 6:21 pm, editado 1 vez

Genaro Chic

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 02/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos representan

Mensaje  Genaro Chic el Mar Dic 06, 2011 1:26 pm

Agua y aceite

Hemos pasado de la primavera al invierno y lo que fuera un ambiguo movimiento social en los países árabes se ha convertido en una situación política real, claramente perfilada a favor de los partidos islámicos. Vuelve la teocracia, ya ven lo que son las cosas, y no sólo la traen desde dentro los que tal vez sueñan aún con su utopía sobrehumana, sino que incluso los emigrantes que disfrutan de plena libertad en los países desarrollados parecen apoyar con fuerza el proyecto, como acaban de demostrar los tunecinos enviando por correo su voto a favor del partido Ennahda o los marroquíes votando desde aquí al PJD. De momento la tesis es que se trata de un islamismo “moderado”, es decir, compatible en principio con las exigencias democráticas que se plantean desde Occidente, pero ya hemos podido escuchar en Marruecos, en Libia o en Egipto –como en su día en Argelia—que será necesario supeditar la ley a la “charia”, es decir, ni más ni menos que supeditar el ordenamiento jurídico al mandato religioso.

Una ministra francesa, la encargada de Juventud, Jeanette Bougrab, que es de origen árabe, ha salido a la palestra para mostrar su inquietud ante esta ola que, al menos de momento, parece imparable, diciendo sin titubear que eso del islamismo “moderado” es un oxímoron dado que “no existe para nada una charia light” sino ésa que, al constituirse en fundamento del derecho, supone necesariamente “una restricción de las libertades y, en especial, de la libertad de conciencia”. ¿Cómo convivir en un mismo mundo culturas que mantienen una visión medieval del Poder, de la convivencia o de las relaciones entre los sexos, al tiempo que perpetúan un derecho bárbaro que no depende de la razón sino de la fe? ¿Y sobre todo, cómo conseguir esa paz multicultural dentro del ámbito civilizado de los países que hace ya siglos que tuvieron su Ilustración? El invierno árabe está resultando más inclemente de lo que los ingenuos creyeron ver en primavera.

Lleva razón la ministra, no hay medias tintas en este juego del todo o nada que implica siempre la teocracia. Cuando fragüe esta gigantesca operación y se unan al baile Irán, Afganistán y tal vez Irak o Jordania, comprobaremos que la estrategia europea de convivir con el integrismo radical con la condición imaginaria de que no traspase las líneas rojas del imaginario democrático no es más que una cataplasma inútil, como resulta serlo siempre el intento de mezclar al agua y el aceite. Sabía lo que hacía aquel pontífice que prohibió en una encíclica adjetivar como cristiana a la democracia, aparte de que no hay Inquisición buena. Ellos y nosotros quizá lo comprendamos cuando sea demasiado tarde.

J.A. Gómez Marín

El Mundo Andalucía, 6/12/2011

NOTA MÍA: Cuando la democracia era un buen sistema para el mercado de capitales, entonces se extendió a países a cuya población (como se ve) no le interesaba el tema. Ahora que en Europa es ese mercado de capitales el que quita y pone gobiernos democráticos, se permite que tengan primaveras árabes. Está visto que ahora eso es lo conveniente y la democracia ilustrada la que sobra. Como aquí.

Genaro Chic

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 02/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

La desafección de los andaluces

Mensaje  Genaro Chic el Dom Dic 16, 2012 6:25 pm

La desafección de los andaluces

La sospecha de que los partidos políticos andaluces se preocupan más por sus intereses que por el interés general de los ciudadanos se ha convertido en una convicción para nueve de cada diez andaluces. El desapego no se limita ya a los partidos, sus líderes y las instituciones, sino que comienza a referirse de modo creciente al propio sistema democrático. No se cuestiona el sistema mismo, sus valores y principios, pero sí su funcionamiento, que adolece de falta de calidad. Se tiene la impresión de que la gravedad y profundidad de los problemas de Andalucía no son correspondidas por un trabajo acorde desde las instancias públicas. Los andaluces sufren el azote del desempleo como nadie, arrastran un sistema educativo fracasado, reviven el fenómeno emigratorio del pasado y ven cómo se empobrecen sus vidas al padecer recortes sanitarios, educativos y sociales que les afectan más que a otras comunidades a causa del bajo nivel del que partían. Sin embargo, contemplan la pasividad y la endogamia de un Parlamento en el que se suceden discursos y debates sin efectos prácticos en la realidad cotidiana de la gente. El Gobierno bipartito de PSOE e Izquierda Unida gasta buena parte de su tiempo y de sus energías en denunciar las políticas del Gobierno de la nación y hacer de oposición al mismo, una tarea que corresponde a los representantes en el Congreso de los Diputados, mientras que su gestión cotidiana es pobre y desapercibida: en el último Consejo de Gobierno la iniciativa estrella, casi la única, fue un plan para fomentar el uso de la bicicleta. Con respecto a la oposición andaluza, carente de liderazgo y proyecto, se puede decir tres cuartos de lo mismo: se dedica a criticar todo lo que hace el Gobierno andaluz y a defender la gestión de Rajoy y sus ministros. Con estos líderes políticos no vamos a ninguna parte, tal es la conclusión a la que están llegando los andaluces y comienzan a reflejar las encuestas. Tienen que cambiar. Más pronto que tarde.

http://www.diariodesevilla.es/article/opinion/1421057/la/desafeccion/los/andaluces.html


Genaro Chic

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 02/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos representan

Mensaje  Genaro Chic el Dom Dic 16, 2012 6:35 pm

Entrevista a Alfonso Lazo, antiguo profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Sevilla y diputado socialista durante varias legislaturas. Ha sido publicada en Diario de Sevilla y me interesa en este momento lo que expresa sobre el tema:

-Como historiador, usted ha estudiado muy lúcidamente el fenómeno del fascismo. A la luz de los últimos acontecimientos, ¿cree que Europa puede encontrarse cara a cara de nuevo con sus fantasmas?

-No. Creo que una de las pocas cosas ciertas que dijo Marx es aquella que encontramos a principio de su obra El 18 de Brumario de Luis Bonaparte: la historia se repite, la primera vez como tragedia, la segunda como ópera bufa. No creo que vuelvan ni el comunismo ni el fascismo tal como fueron. Lo que sí puede venir es una especie de anarquía, una degradación del Estado que lleve a una situación de desorden incontrolado e iluso, algo que no pueda mantenerse y que termine siendo controlando las mafias o los más fuertes. Ocurrió una vez, en Albania, cuando cayó el comunismo. En 24 horas desaparecieron la Policía, el Ejército, la Administración... Al cabo de unos meses las mafias eran las que mandaban. Cuando oigo a los del 15-M hablando de democracia directa me horroriza. Eso no ha existido nunca. Lo más parecido fue Atenas, y terminó matando a Sócrates.

-El malestar de la sociedad con los políticos es evidente...

-Los políticos han sido desastrosos, sobre todo en los últimos ocho años, a partir de Zapatero, que fue nefasto. Cuando yo empecé a hacer política de verdad, cuando fui diputado, hubo una cosa que me asombró: en los debates a puerta cerrada todos los políticos anteponían los intereses de los partidos a los de la nación. Ahora es peor, ahora son los intereses personales. La gente se ha dado cuenta.

http://www.diariodesevilla.es/article/sevilla/1421079/me/horroriza/cuando/oigo/los/m/hablar/democracia/directa.html


COMENTARIO: Si el Estado se justifica por el monopolio de la fuerza, lo lógico es que ésta no la puedan detentar quienes son manifiestamente débiles al no contar con el apoyo del pueblo. Si los partidos y dirigentes tradicionales no sirven, serán sustituidos irremediablemente, antes o después, por otros. Siempre ha pasado así.

Genaro Chic

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 02/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: No nos representan

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.