Báquicos y cristianos. Los antisistema en la historia de Roma

Ir abajo

Báquicos y cristianos. Los antisistema en la historia de Roma

Mensaje  Genaro Chic el Dom Mar 25, 2018 11:39 am


Me gustaría plantear muy brevemente el tema del cristianismo, que no es en el fondo sino una corriente popular muy antigua, que entronca con otras religiones que prometen la salvación individual (no colectiva de un pueblo, como aparece en la tradición judía del Viejo Testamento: de ahí la novedad -y peligrosidad para los gobernantes, incluidos los judíos-) y en este caso, de forma más directa, con los cultos griegos de Diónisos, al que los romanos asimilaron a Baco o Líber, con el que los cristianos compartieron el rito de la comunión bajo las especies de pan y de vino (Cfr. Cicerón, Sobre la naturaleza de los dioses, 2.23.60 y 3.16.41; escrito en 45 a.C.).

La democracia ateniense, por ejemplo, es imposible de entender sin contar con ello, aunque normalmente se hace y por eso se confunden las churras con las merinas y se piensa que la democracia liberal moderna tiene algo que ver con el mundo griego antiguo. La primera vez que el movimiento popular, el de la gente de las aldeas (kome en griego), se ve reflejado en el poder es con el tirano Pisístrato ( 607-527 a. C.), precursor en buena medida de la democracia en Atenas (como Franco lo fue en España, cosa que es evidente pero que tampoco se quiere ver porque choca también con los intereses ideológicos propios, no con la historia).

Éste se apoyó en buena medida en la gente de las aldeas, que tenían como guía principal a ese dios venido de Tracia que era Diónisos o Yakko (otro apelativo del mismo), y sus fiestas eran las que tenían por centro el "canto aldeano" (com-edia), que consideraba la igualdad y el mundo femenino con más libertad que el "canto del cabrón" (trag-edia) propio de los guerreros (el cabrón -tragos, o chivo expiatorio- era el animal que se sacrificaba con mayor frecuencia, pues las vacas no abundan en los lugares montañosos como son los que mejor se adaptaban a la vida de estos guerreros de sierra que se concentraban en lugares elevados), muy machos ellos, que habitaban en el centro de guerra (polis, el centro de pólemos, la guerra, la polémica) y que cantaban a unos dioses que se caracterizaban por la jerarquía desigualitaria y por supuesto por una mayor subordinación de la mujer.

Clístenes (570-507) logrará la integración plena de los aldeanos, en medio de un fuerte desarrollo económico que se produce al final de la etapa del gobierno de Hipias (en 527-510), heredero de Pisístrato, cuando se descubre la gran veta de plata en Laurión que posibilitó la creación de una gran flota y la supremacía absoluta de Atenas durante el siglo V a.C. El mérito está, en el plano ideológico-religioso, en admitir las comedias aldeanas en el marco de la polis, como complemento de las tragedias, y darle una gran importancia pública a las fiestas dionisias, que se celebraban -como antaño las ferias en Sevilla- dos veces al año (una rural y otra urbana), con importancia desigual allí también.

En adelante gobernarían los señores de alta alcurnia (Clístenes, lo mismo que luego Pericles (495-429), pertenecían al importantísimo -el que más- clan de los Alcmeónidas, algo así como nuestra casa de Alba) pero con el asentimiento de la "gentecilla" del campo. Y, mientras hubo dinero y el equilibrio se mantuvo, Atenas fue la principal potencia de los griegos y con gran influencia en todo el Mediterráneo. Y digo todo esto porque el movimiento cristiano indudablemente va a entroncar con este movimiento "democrático" popular y por eso fue perseguido en Roma (es famoso el episodio de las Bacanales del 186 a.C.)... hasta que al final, a comienzos del siglo IV,  le dieron el poder oficialmente a los señoritos que protegían a los cristianos y que, poco a poco, se habían ido convirtiendo en sus guías, en los que en buena medida los alimentaban o facilitaban su alimento. Y los planteamientos "democráticos" y pacifistas se fueron a hacer puñetas conservando la doctrina de la caridad y la igualdad pero con una interpretación singular: Todos somos iguales ante Dios, que premia a los buenos y castiga  individualmente a los malos, pero sólo después de la muerte, no durante la vida.

Se estableció entonces lo que algunos historiadores franceses han denominado "contabilidad del más allá". Los antiguos practicaban el evergetismo (crear la deuda de gratitud para tener clientelas y con ellas poder) para que la gente se lo agradeciera en vida, pero ahora se transforma en caridad y la recompensa se traslada al cielo, después de la muerte. (El padrenuestro, de hecho, pide el  perdón de las deudas de gratitud). El bueno se transformará en santo y el malo irá al infierno. El rico debe ser generoso con los pobres (no preocupándose por que dejen de ser pobres) y honrar a Dios, ofreciendo todo lo que puedan por hacerse valer ante la Iglesia o asamblea de los fieles, que controlan ellos. Por eso se gastarán lo indecible por elevar y sostener conventos y templos, procurando que la gente comience ya a venerarles como santos en los enterramientos que se hacen en lugar sagrado. Un montaje que duró bastante, como bien se sabe.

En resumen, lo quería poner de relieve es por qué los cristianos fueron perseguidos cuando interferían con el poder de los señores de la guerra... hasta que fueron considerados por estos como algo utilizable para sus fines, cambiando las formas para mantener el fondo, a partir del emperador Constantino (272-337) a comienzos del s. IV. El pacifismo de antaño, contrario a los intereses guerreros, fue dejado atrás. Y en compensación el culto al jefe militar (imperator) fue igualmente dejado de lado.

Todo esto que he dicho, y que no se encuentra con facilidad en la Vulgata o Biblia democrática porque no interesa (es notorio el afán que todos ponen en controlar la "memoria democrática" -tanto los 'hunos' como los 'hotros'-) está perfectamente definido en las fuentes documentales, tanto literarias como de otro tipo, pero no se quiere ver y por eso no se ve, pero está perfectamente claro para quien procure dejar en casa las anteojeras y mirar en todas las direcciones al mismo tiempo.

Puede descargarse el libro Cristianismo primitivo y religiones mistéricas desde el enlace:
http://laicos.antropo.es/biblia-y-libros/Blazquez.JoseMaria.Etc._Cristianismo-primitivo-y-religiones-mistericas.pdf


Genaro Chic

Mensajes : 562
Fecha de inscripción : 02/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.