Sevilla y los romanos. Claves de una economía arcaica en el mundo de hoy

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sevilla y los romanos. Claves de una economía arcaica en el mundo de hoy

Mensaje  Enrique García Vargas el Dom Jun 07, 2015 1:02 pm

Hegel…erfasst die Arbeit als das Wessen (...) des Menschen…
[Hegel… considera el trabajo como la esencia (...) del Hombre]

                                                                     (Karl Marx)

Esta es la frase de Marx que abre las páginas de la “Introducción a la lectura de Hegel”, de Alexander Kojève. Uno de los asistentes al seminario parisino (impartido por el propio Kojève entre 1933 y 1939 en la École Pratique des Hautes Études) que dio origen al libro fue Georges Bataille. Hasta donde sé, Georges Bataille fue el único de los asistentes (entre los que se contaron Queneau, Hyppolite, Aron, Merleau-Ponty, Caillois o Lacan) que quiso (o supo) contradecir la tesis fundamental del seminario: la moral del trabajo y la dialéctica amo-esclavo como origen del orden social. Contra Hegel y Kojève, Bataille (con razón lo consideró Heidegger la cabeza mejor amueblada de Francia) descubrió (o resaltó) un dato básico: en las sociedades primitivas lo que creaba el tejido social no era el trabajo, sino el consumo, la destrucción de lo producido, objeto de una dinámica extenuante entre las élites y los subordinados (los amos y los esclavos, en terminología fenomenológica hegeliana). Junto al entonces “exiliado” en Argel Louis Gernet, Bataille puso las bases de una comprensión cabal de las economías sagradas en la línea de las teorías de Marcel Mauss sobre las economías del don. “La parte maldita” de Bataille, con su apartado fundamental “Lo que entiendo por soberanía”, explicó de una forma reveladora y aún muy actual cómo funciona este mecanismo social basado en la carrera agónica por el reparto, el consumo y el disfrute (ritual) de los bienes que está en la base de las economías antiguas. Hoy, tendemos a pensar que esta clase de funcionamiento económico pertenece al pasado. Pero basta con mirar alrededor en las sociedades mediterráneas para comprobar que se encuentra viva y bien viva en nuestro día a día, entreverada con realidades mercantiles propias de sociedades que han impuesto sobre aquélla su visión de mercado. Y si no lo creen, lean con ojos libres de prejuicios este extenso trabajo que adjunto en el que se ponen en evidencia los mecanismos sociales de una economía de prestigio (sobre la que extensamente ha trabajado mi maestro Genaro Chic, como un zorro en el desierto) funcionando más cerca de lo pensamos: en la Sevilla de las cofradías. Los autores ponen de relieve la clave del arco del sistema: el culto (religioso) en torno a cuyos rituales de consumo y exteriorización del gasto (las procesiones de Semana Santa) se sostiene la pirámide social durante todo el año. Como ejercicio de descripción es excepcional en el panorama periodístico, aunque la extracción “podemita” de los autores (que no son dogmáticos, en Podemos hay gente valiosa) les lleva por caminos liberales y economicistas (qué ilustrativa contradicción). Quien quiera saber que lea. Y que suspenda el juicio. Porque, como suele suceder, la clave no está en el "deber ser", sino en el “es”:

http://sevillareport.com/economia/crisis-cofradiera-semana-santa-sevilla/

Enrique García Vargas

Mensajes : 22
Fecha de inscripción : 03/12/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.