La Revolución de 1968 y el triunfo del hedonismo individualista

Publicar nuevo tema   Responder al tema

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La Revolución de 1968 y el triunfo del hedonismo individualista

Mensaje  Genaro Chic el Mar Jun 18, 2013 8:15 pm


          El liberalismo capitalista salvaje del siglo XIX fue siendo frenado por las organizaciones de trabajadores, guiadas con frecuencia por la labor de intelectuales, que terminaron deviniendo en el triunfo del comunismo en el Imperio Ruso y, poco después por los fascismos occidentales (fundamentalmente italiano y alemán). Ello suponía una valoración superior del mundo del trabajo no inferior a la del capital. La Segunda Gran Guerra europea (que implicó a sus posesiones coloniales en todo el globo terrestre) logró destruir los fascismos, que habían llegado a ejercer un fuerte atractivo en muchas partes de Europa, pero en esa destrucción intervino y salió fortalecido el comunismo. Europa quedó como campo donde ambos se miraban a los ojos, lo que facilitó el desarrollo del llamado “estado del bienestar”, que ahora se mostraba más bien en los esquemas socialdemócratas. Cuando las contradicciones internas de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas mostraron la debilidad del estado comunista en cuestión, la doctrina individualista liberal teñida de hedonismo terminó imponiéndose ante el retroceso del pensamiento comunitario que hasta entonces, para bien o para mal, hubo de ser tenido en cuenta. La derrota ideológica de los socialismos (fascistas o comunistas) ha supuesto la vuelta del liberalismo capitalista rampante. Paul Johnson, [Intelectuales, Buenos Aires, 1990, pp. 315-326], muestra el influjo que los intelectuales han tenido en esta deriva individualista, que está perdiendo a marchas forzadas su carácter hedonista que le sirvió para imponerse.

            Señala este autor cómo finalizada la Segunda Guerra Mundial hubo un cambio significativo en la intención predominante entre los intelectuales laicos, un desplazamiento de énfasis del utopismo al hedonismo. El desplazamiento comenzó lentamente al principio, y luego tomó velocidad. En ello destacaron tres escritores ingleses, todos ellos nacidos en el año 1903: George Orwell (1903-50), Evelyn Waugh (1903-66) y Cyril Connolly (1903-74), a los que entiende que se les podría describir como el Viejo Intelectual, el Antiintelectual y el Nuevo Intelectual. Desengañados de las utopías politizadas, en buena medida al ver los desastres causados por los que un día creyeron que era la solución a los problemas sociales buscaron la solución en otras perspectivas. En concreto nos dice que  Connolly inició el proceso de remplazar la búsqueda intelectual de la utopía por la adopción de un hedonismo ilustrado. Estableció unlista de diez objetivos, descritos como "los principales indicadores de una sociedad civilizada", que era la siguiente: 1) abolición de la pena de muerte; 2) reforma penal, prisiones modelo y rehabilitación de los prisioneros; 3)eliminación de los barrios bajos y "ciudades nuevas"; 4) luz y calefacción subsidiadas y "provistas gratis como el aire"; 5) medicinas gratis, subsidios para alimentos y ropa; 6)abolición de la censura, de modo que cualquiera pueda escribir, decir y representar lo que quiera, abolición de las restricciones a los viajes y del control de cambios, final de la intervención de teléfonos o de la forma­ción de expedientes sobre personas conocidas por sus opiniones heterodo­xas; 7) reforma de las leyes contra los homosexuales y el aborto, y de las le­yes de divorcio;  limitaciones a la propiedad de inmuebles, derechos para los niños; 9) conservación de las bellezas arquitectónicas y naturales y sub­sidios para las artes; 10) leyes contra la discriminación racial y religiosa.
           Este programa era -nos dice P. Johnson- la fórmula de lo que iba a llegar a ser la sociedad permisiva que terminó triunfando en las décadas de 1960 y 1970. Cambios que afectaron casi todos los aspectos de la vida social, cultural y sexualMientras que la década politizada de 1930, como señaló Connolly, había sido un fracaso, la permisiva de 1960 (al menos des­de el punto de vista de los intelectuales) fue un triunfo espectacular. Recomiendo el libro de donde tomo todos estos datos. Igual que recomiendo contemplar cómo el desarrollo tecnológico ligado a la reproducción (control de la natalidad) hizo posible en parte ese desarrollo del hedonismo al tiempo que lograba una mayor integración de la mujer en el mundo económico como productora-consumidora.

Genaro Chic

Mensajes : 527
Fecha de inscripción : 02/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
Puedes responder a temas en este foro.