La colonización agraria de Franco

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La colonización agraria de Franco

Mensaje  Genaro Chic el Miér Jul 18, 2012 11:12 pm

En 1968 empecé a visitar la zona donde se terminaba de construir un pueblo de colonización en parte de las tierras de un cortijo denominado “La Montiela”, cuyo nombre ha conservado el poblado. En él vive ahora un sobrino mío, aparte de numerosos conocidos.Los primeros colonos llegaron en ese año 1968. Se les entregaba una casa, una bestia, una pequeña extensión de tierra y aperos para labrar la misma.

Este asentamiento forma parte de una actuación colonizadora realizada por la España gobernada por el general Francisco Franco, entre los años 1939 –año en que se creó el Instituto Nacional de Colonización- y 1975, que fue cuando se dio por concluido. El régimen promulgó la Ley de Colonización y Distribución de la Propiedad de las Zonas Regables, de abril de 1949. Se construyeron acequias, pantanos y más de 314 núcleos. Unas 55.000 familias se asentaron en ellos. Fue uno de los mayores movimientos migratorios promovidos por el Estado español en el siglo XX. Algunos autores consideran que esta política tuvo sus antecedentes en la Ley de Colonización y Repoblación Interior de 1907, y en la posterior Ley de Obras de Puesta en Riego, de 1932, ya durante la Segunda República.

Como señala Wikipedia, el objetivo del Instituto Nacional de Colonización (INC) era la transformación productiva a través de la puesta en riego y el asentamiento de colonos que, en el futuro, se convertirían en propietarios de sus fincas. Este objetivo se reguló mediante la Ley de Bases para la Colonización de Grandes Zonas Regables, de 1939, que estuvo viegente hasta 1949, fecha en que fue sustituida por la Ley de Colonización y Distribución de la Propiedad de las Zonas Regables.

El grueso de las actuaciones del INC se produjeron entre 1959 y 1971, año en que fue sustituido por el Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario (IRYDA), que tiende a abandonar la política de colonización, para impulsar preferentemente la concentración parcelaria.

Según expresa el profesor Ventura Fernández, [NOTA 1]"la filosofía de la puesta en riego y la colonización no era otra que la transformación de tierras de secano en espacios regados mediante la ejecución de embalses y su correspondiente canalización". Naturalmente dicha política suponía una revalorización importante de las tierras de labor afectadas, lo que justificaba la expropiación de tierras a los antiguos propietarios y su reparto a los colonos. Sin embargo los principales beneficiados fueron precisamente los antiguos propietarios, pues a cambio de perder una pequeña parte de sus tierras, usualmente las de peor calidad, obtuvieron la conversión en regadío y revalorización de la mayor parte de sus fincas. Por ejemplo, en la provincia de Jaén, del total de tierras que se vieron afectadas por la colonización, apenas una cuarta parte se calificaron como tierras en exceso, esto es, como superficie expropiable susceptible de entregarse a nuevos colonos, mientras que el 40,1% se reservó a sus propietarios y el tercio restante se declararon exceptuadas por diferentes motivos.

Esta política suponía la construcción de viviendas públicas para alojar a los colonos. Aunque inicialmente se pretendió impulsar las viviendas aisladas, vinculadas directamente a la parcela agrícola, la realidad es que esta posibilidad quedó pronto limitada, debido al coste de dotar a estas viviendas de los servicios necesarios, y a las dificultades del transporte y comunicaciones propias de la época. En su lugar, se optó por la creación de nuevos pueblos, implantados junto a la zona agrícola, con un esquema básico que establecía un asentamiento por cada 20 km2, determinado por un radio de 2,5 km. En escasas ocasiones, por ejemplo en Espeluy, también se construyeron viviendas en núcleos ya existentes, como barriadas integradas.

Las tierras expropiadas por el Estado eran transferidas en arrendamiento u otras formas de tenencia a los colonos, pequeños productores agropecuarios, quienes debían pagar un canon o arrendamiento, hasta que finalmente adquirían la propiedad.

La Administración les daba 30 años de tiempo para pagar el valor de lo que habían recibido. «Algunos aún han terminado de pagarlo en los últimos años», explicaba a ABC Alfonso Cortés. El valor de ese lote de tierras, casa y útiles que recibían del Estado podía estar entre las 700.000 pesetas y el millón de aquellos tiempos, toda una fortuna para la época.

De los planes de colonización del medio rural que llegaron con Franco, el primero fue el Plan Badajoz, que se puso en marcha en Extremadura en la segunda mitad de la década de 1940. Luego llegaron otras iniciativas similares, un buen número de ellas, que dio como resultado los alrededor de 300 pueblos de colonización que se crearon en España bajo el régimen franquista. La mayor parte están en Andalucía, Extremadura y Aragón. En esta última hay una treintena de pueblos de colonización, dos de ellos en Teruel y el resto concentrados en la comarca zaragozana de las Cinco Villas y en la oscense de Los Monegros. (http://www.abc.es/hemeroteca/historico-29-03-2009/abc/Nacional/colonos-historia-viva-de-espa%C3%B1a_914083426221.html)

Destacado fue el Plan Coordinado de Obras de la zona de nuevos regadíos del Guadalhorce, más conocido como plan Guadalhorce, un proyecto de colonización de la cuenca del río Guadalhorce (Málaga) aprobado en 1956 por el Ministerio de Agricultura de España, que tenía como finalidad incrementar la producción de los cultivos de regadío en dicha cuenca, declarada de alto interés nacional por el régimen franquista. Mediante este plan se crearon una serie de canales de riego, saltos hidroeléctricos, los pantanos Guadalhorce-Guadalteba y los pueblos de Zalea, Cerralba, Nueva Aljaima,Villafranco del Guadalhorce, Ampliación de Cártama, Doñana y Santa Rosalía.

En líneas generales, se dice que la política de colonización en Andalucía fracasó como consecuencia de su incapacidad para asegurar un desarrollo económico sostenible, además de los problemas sociales derivados de su dirección inversa respecto de la tendencia de concentración poblacional de la época, y del hecho de que la falta de tierra adicional imposibilitaba el crecimiento de los núcleos creados, incluso del crecimiento vegetativo, pues los hijos emancipados no podían obtener ni casa, ni tierra nueva. En 1975, cuando se dio por cerrada la política de asentamientos, se habían construido en total, en Andalucía, 101 núcleos de población nuevos, con 8.622 viviendas, además de otras 448 viviendas dispersas. La provincia de Jaén, con 22 poblados, fue, en esta región, la que concentró mayor número de intervenciones, seguida de Sevilla, con 19, aunque ésta superó el número de viviendas de aquella (2.233 por 1.959).

Un hecho interesante, constatado por mí, es que entre los hijos de los primeros colonos (en general jornaleros sin ningún recurso) se rechaza la memoria de Franco fundamentalmente porque hacía pagar, con el fruto del trabajo, los bienes recibidos, a diferencia de la época posterior cuando cesó la colonización pero el dinero de las subvenciones llegaba con más facilidad.


NOTAS:
Ventura Fernández, Jesús: "Pasado y presente de la política de población y poblamiento en Andalucía", en Geografía de Andalucía, VII, Ed. Tartessos, Cadiz 1990, pag. 261


Algunos de los núcleos de población de colonización franquista en Andalucía:
Guadalimar del Caudillo, en Lupión, Jaén
Guadalén del Caudillo, en Vilches, Jaén
Agrupación de Mogón, en Villacarrillo, Jaén
Arroturas, en Villacarrillo, Jaén
Agrupación de Santo Tomé (también conocida como Montiel) en Santo Tomé, Jaén
Veracruz de Úbeda, en Úbeda, Jaén
Solana de Torralba, en Úbeda, Jaén
Valdecazorla, en Cazorla, Jaén
San Miguel, en Úbeda, Jaén
El Donadio, en Úbeda, Jaén
Puente del Obispo, en Baeza, Jaén
Sotogordo, en Mancha Real, Jaén
Miraelrío, en Vilches, Jaén
Vados de Torralba, en Villatorres, Jaén
Campillo del Río, en Torreblascopedro, Jaén
Vegas de Santa María -barrio de Linares, en Linares, Jaén
Espeluy -ampliación de, en Espeluy, Jaén
La Quintería, en Villanueva de la Reina, Jaén
Los Villares de Andújar, en Andújar, Jaén
Vegas de Triana, en Andújar, Jaén
Llanos del Sotillo, en Andújar, Jaén
La Ropera, en Andújar, Jaén
Poblado de San Julián, en Marmolejo, Jaén
Bembézar del Caudillo, en Hornachuelos, Córdoba
Villafranco del Guadalhorce, en Alhaurín el Grande, Málaga
Guadalcacín (antes Guadalcacín del Caudillo), en Jerez de la Frontera, Cádiz
Isla Mayor (antes Villafranco del Guadalquivir), en la Provincia de Sevilla
El Viar (antes El Viar del Caudillo), en Alcalá del Río, Sevilla
Peñuelas, en Láchar, Granada
Fuensanta, en Pinos Puente, Granada
Loreto, en Moraleda de Zafayona, Granada
Romilla la Nueva, en Chauchina, Granada
El Chaparral, en Albolote, Granada
Buenavista (se conoce también como Burrianca), en Alhama de Granada, Granada
San Isidro, en Níjar, Almería
Campohermoso, en Níjar, Almería
Atochares, en Níjar, Almería
Puebloblanco, en Níjar, Almería
Guadalcacín (antes Guadalcacín del Caudillo), en Jerez de la Frontera, Cádiz
Bembézar del Caudillo, en Hornachuelos, Córdoba
Peñuelas, en Láchar, Granada
La Montiela (Córdoba)
Céspedes (Córdoba)
Mesas de Guadalora (Córdoba)
Rivero de Posada (Córdoba)
Bembézar del Caudillo (Córdoba)
Setefilla (Sevilla)
Puebla de la Parrilla (Córdoba)
Vegas de Almenara (Sevilla)
Calonge (Sevilla)
La Vereda (Sevilla)



Genaro Chic

Mensajes : 520
Fecha de inscripción : 02/02/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.